top of page

Cómo el OEE y el sistema MES Sincron impulsan la competitividad

En el mundo industrial, la eficiencia operativa es crucial para optimizar la productividad, minimizar tiempos muertos y mantener altos niveles de calidad. Dos herramientas clave destacan en este ámbito: el OEE (Eficiencia General de Equipos) y el Sistema MES (Sistema de Ejecución de Manufactura). En este blog, exploraremos cómo trabajan en sinergia para alcanzar el máximo rendimiento en las operaciones industriales.



El Sistema MES y el OEE están estrechamente relacionados, ya que el primero mejora y optimiza el segundo. Recopila datos y proporciona información valiosa sobre el rendimiento de los equipos y la calidad de los productos, utilizada para calcular el OEE. A través de esta relación, se identifican cuellos de botella, tiempos muertos y defectos de calidad, lo que ayuda a las empresas a tomar decisiones informadas y mejorar sus procesos de producción.


El Sistema MES mide cada componente del OEE:


Disponibilidad: Registra tiempos de inactividad planificados y no planificados, como mantenimiento o falta de materiales, para calcular el tiempo disponible y la disponibilidad real del equipo.


Rendimiento: Monitorea la velocidad de producción real en comparación con la teórica, identificando pérdidas de velocidad y calculando el rendimiento efectivo del equipo.


Calidad: Rastrea el número de productos producidos y defectuosos, permitiendo calcular la tasa de productos de calidad y la calidad general de la producción.


La fórmula para calcular el OEE es: OEE = (Disponibilidad) x (Rendimiento) x (Calidad). Se expresa en un rango del 1 al 100, y se considera "bueno" si cumple o supera los objetivos internos establecidos por la empresa.


La combinación de estas dos herramientas ofrece varios beneficios:


Toma de decisiones basada en datos: La sinergia entre el OEE y el Sistema MES permite a directores y gerentes mejorar la eficiencia operativa con decisiones informadas y estratégicas.


Identificación de oportunidades de mejora: La información recopilada identifica variables que reducen tiempos muertos y aumentan la productividad.


Optimización de la planificación: Con una visión en tiempo real, las empresas ajustan y optimizan la planificación de la producción para adaptarse a la demanda y maximizar recursos.


Mejora Continua: La combinación promueve una cultura de mejora continua con feedback constante sobre rendimiento y eficiencia.


Mayor competitividad: Al mejorar la eficiencia operativa con el Sistema MES y el análisis del OEE, las empresas toman decisiones que generan ahorros significativos en costos de producción y mano de obra, disminuyendo costos.


En resumen, el OEE y el Sistema MES se convierten en una poderosa combinación para lograr una producción más eficiente, mayor competitividad y un futuro sólido en un entorno industrial altamente competitivo.



32 visualizaciones0 comentarios
bottom of page